Anterior HOME Siguiente

Página: 30

Javier Bardem cuenta cómo cría a sus hijos

El astro español, casado con Penélope Cruz, cría a Leo de 10 y Luna de 8

J avier Bardem (52) nació en Las Palmas en el seno de una familia de actores. Su madre, Pilar Bardem, conocida intérprete teatral, se hizo cargo de sus 4 hijos luego de que el padre, Carlos Encinas, dejara a su familia para mantener una vida inestable y una relación tormentosa con su ex mujer hasta que falleció en 1995 víctima de leucemia.

Javier quería dedicarse a la pintura y entró a la escuela de Artes y Oficios en Madrid, mientras se mantenía con varios oficios, incluido el de vedetto en un club nocturno. Su rumbo cambió en 1990 cuando acompañó a su hermana Mónica a una audición de la película “Las edades de Lulú” porque “ese día no tenía nada mejor que hacer”. Al encontrar su vocación decidió usar el apellido de su madre.

Aunque se conocía hacía mucho con Penélope Cruz no fue hasta que coincidieron en “Vicky Cristina Barcelona” (2008) que comenzaron a salir. Él tenía 39 y ella 33. Después del rodaje se fueron a las Islas Maldivas, en el Océano Índico, y terminaron casándose en 2010 en la isla privada que posee Johnny Depp en Bahamas. Hoy la pareja cuida en Madrid a sus dos hijos: Leo (que cumplirá 11 a fin de mes) y Luna (8).

-Usted ganó un Oscar por “Sin lugar para los débiles” (“No country for old men”, 2007) y este año postula a los Globos de Oro por “Being the Ricardos” (en Amazon Prime). ¿Se considera un hombre poderoso?

-Para nada, soy padre y basta serlo para darse cuenta del poco poder que se tiene, jajajá. Los hijos tienen el poder, saben cómo manejarte. Te mueven de arriba a abajo y de lado a lado, aunque uno trata de convencerse que está en control. Algo muy típico que le ocurre a todos los que somos padres.

-Entonces imagino que ya se sabe todas las películas para niños.

-Estoy hecho un experto y a veces en casa sólo están prendidos los canales infantiles porque lo único que vemos en la TV son monos animados y películas para niños, algunas muy buenas. Ya hemos visto “Coco” más de 15 veces, jajajá. A los niños les encanta. Y a Luna le fascina “Frozen”.

-¿Cómo se organiza con Penélope para cuidarlos entre sus rodajes?

-Tratamos de hacer películas juntos para viajar al mismo tiempo. Si no trabajamos juntos, nos arreglamos para que uno de nosotros cuide a los niños mientras el otro trabaja. Somos el tipo de padres que preferimos criar personalmente a nuestros hijos. Tenemos que combinar ambos calendarios, porque nuestra prioridad es nuestra familia.

-¿Puede darme un ejemplo, por favor?

-En el caso de la película “Duna” (2021, allí trabaja Bardem) viajamos junto con los niños a Jordania, donde nos quedamos un mes, y luego nos trasladamos a Hungría. Fue una especie de educación para los niños al viajar y aprender de otras culturas, de otros pueblos, de otras razas y lenguajes, entender que no somos especiales ni únicos. Eso es algo que no se aprende en el colegio.

-¿Cuáles han sido los mayores desafíos de ser padre?

-Es un desafío hermoso. Lo más importante es cómo uno se resetea para enseñar su propio conocimiento, nuestra escala de valores con el fin de sentir más empatía, tener más paciencia en lugar de decirles a los niños “tienes que hacer esto y si no lo haces estás equivocado”. Eso no funciona y es lo opuesto a ser un buen padre.

-¿Qué ha sido lo más difícil?

-Creo que lo más difícil es saber que aunque hagas lo que hagas, estarás equivocado. Y creo que esa es la diferencia entre padres buenos y padres malos que siempre tienen la razón. Es muy difícil criar a un hijo. La relación con nuestros padres está tan grabada en nuestras mentes que determinan nuestras relaciones en el futuro y es en ese momento cuando tienes que decidir si irás a visitar a un terapeuta o no, jajajá. Pero si trabajas este problema, tendrás una relación mucho más sana con tus hijos y con tu pareja.

El actor ha reconocido que fue muy apegado a Pilar Bardem, la cual falleció el pasado mes de julio. Cuando ganó el Oscar se lo dedicó a su madre diciéndole: “Esto es para ti, para tus abuelos, para tus padres, para los actores de España”. Además, la mujer fue muy cercana a Penélope Cruz aún mucho antes de que se convirtiera en su suegra.

-¿Nos cuenta una anécdota con su madre?

-Cuando yo tenía 9 años, mi mamá estaba haciendo una serie de televisión titulada “El pícaro” y el niño que actuaba junto a ella se enfermó. Ella propuso que yo lo reemplazara, estuve feliz de hacerlo y no tener que ir al colegio, jajajá.

-¿Qué cree que pasa cuando morimos?

-Las cosas no terminan cuando fallecemos y creo que un nuevo viaje se inicia, pero mi opinión no tiene nada que ver con una religión. A lo que me refiero es que las cosas no se detienen cuando nosotros paramos, sino que continúan. Mi padre murió cuando yo tenía 26 años y lo extraño todos los días. Me gustaría pensar que se encuentra en algún lado, cuidándome y espero que lo mismo ocurra con mis hijos.


Anterior HOME Siguiente