Página: 16

El titular de Transportes y Telecomunicaciones también es usuario intensivo del transporte público camino a su oficina

Ministro Juan Carlos Muñoz en bici: "Mi esposa me regaló la parrilla para llevar la mochila y no llegar transpirado"

"Es muy atractivo sentir que uno hace ejercicio y tiene el cuerpo en movimiento versus lo tan estático que uno está en la vida laboral", dice.

J uan Carlos Muñoz Abogabir (51) cumplió once días como ministro de Transportes y Telecomunicaciones y su agenda está llena de actividades propias de un titular de gobierno. Aún así, durante este domingo, Muñoz se las arregló para ver en el estadio a Palestino –club de sus amores-, aunque el resultado no fue lo esperado para él y los demás hinchas, ya que el cuadro árabe terminó vapuleado por 5-0 ante Colo Colo en La Cisterna.

“Volví bien deprimido para la casa con todos los goles en contra. El equipo no jugó nada bien”, dice el ministro en una de las oficinas del MTT en calle Agustinas, en pleno centro de Santiago.

Muñoz repasa su nexo con la bicicleta (él tiene una de marca Kona, color negro y talla L), la cual comenzó a usar frecuentemente con el arribo de la pandemia, y también sobre sus expectativas y propuestas para mejorar el transporte.

-Ministro, usted ha señalado en varias ocasiones que es un fanático de la bici e incluso se consideró una vez en Twitter como “adicto” a ella, ¿es así?

-No sé si adicto, pero mi trayectoria es ir descubriendo los modos de transporte que terminan siendo más convenientes. Cuando estaba en mi época de universitario (en la Universidad Católica) ocupé automóvil, pero cuando empecé mi vida laboral casi siempre usaba transporte público. Desde los 25 a los 49 años mi modo de transporte principal era el metro y la combinación con la micro.

-¿Qué ocurrió?

-Mi esposa (Paula Armstrong, 53) me regaló una parrilla para poner la mochila y no llegar todo transpirado. Ahí descubrí en la bicicleta una muy buena opción y se convirtió en mi modo principal de transporte para movilizarme en los tiempos de pandemia. Desde que la agarré no la solté más. Hasta el momento no he tenido mayores percances, sólo un par de pinchazos en los neumáticos, pero al menos no me he caído. Mi experiencia ha sido muy positiva y es muy atractivo sentir que uno hace ejercicio y tiene el cuerpo en movimiento versus lo tan estático que uno está en la vida laboral, como en mi caso, que paso mucho tiempo al frente del computador.

-¿Recuerda cuándo aprendió a andar en bicicleta?

-Bueno, cuando era un niño. Aprendí a los ocho años, aunque en ese tiempo no me gustaba tanto, ya que era más de jugar a la pelota. Nunca fui muy bueno para la bici, pero lo suficiente para moverme sin problemas.

-¿Cómo es su rutina actual?

-Mi idea es combinar. Uno como autoridad debe tener la experiencia de distintos modos de transporte, porque cambia la perspectiva cuando uno usa el transporte público o, en este caso, la bicicleta. La meta es usar algunos días la bici, otros el bus o el metro. Tengo la suerte de vivir bastante cerca de una estación de metro (Francisco Bilbao o Príncipe de Gales le quedan cerca), las que uso para llegar aquí. Cuando me vengo en bicicleta la mayoría de la ruta es con ciclovías, así que me siento bien seguro (recorre unos ocho kilómetros solamente de ida cuando toma la bici). El desafío como país es que muchas personas puedan llegar a tener ciclovías, porque hay muchas comunas que no tienen la infraestructura ciclística necesaria y eso hace que personas teniendo la bicicleta no puedan hacerlo.

-¿Habrá nuevas ciclovías?

-Sí, el programa de gobierno incluye un esfuerzo importante en nuevas ciclovías a lo largo del país y estamos buscando los mejores lugares para crear esa red. La idea es buscar espacios para que las personas se animen a usar la bicicleta, porque sabemos que no es para todos los viajes ni para todas las personas, pero yo creo que es para más personas y más viajes de los que se ven hoy.

-¿Cómo se va a fomentar la electromovilidad mientras usted sea ministro?

-La electromovilidad llega en un momento en el que enfrentamos una emergencia climática global, como una alternativa muy atractiva para enfrentar este fenómeno. En la electromovilidad hemos puesto nuestro esfuerzo en el transporte colectivo, debido a que además los vehículos eléctricos tienden a ser más caros que los de diésel; entonces, es más conveniente con vehículos que se usan frecuentemente, como el bus o el tren. En el caso de las bicicletas eléctricas, estas tienen la gracia de hacer más fácil el pedaleo en las personas y aliviar sus viajes.

-¿Hay posibilidades de que se divida el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones?

-No está en nuestros planes. No he escuchado una propuesta al interior de ese tipo. Se reconoce que el transporte y las telecomunicaciones proveen acceso y conectividad, por lo tanto, hay algo que es común. Me parece que tiene sentido mantenerlo en un solo ministerio.


¿Qué hay del aumento del impuesto al diésel?

D urante este lunes, el ministro Juan Carlos Muñoz comentó a Radio ADN que un eventual alza en el impuesto al diésel “sería perfecto”. Consultado más tarde por esas declaraciones, afirmó que “el programa de gobierno plantea que el impuesto al diésel es muy inferior al de las bencinas y se propone un aumento a la gasolina como una manera de fomentar que la gente haga un uso menor de los combustibles que provocan más emisiones”.

En esa misma línea, el titular del MTT añadió que “es un ámbito en el cual tenemos que movernos con cuidado, por lo que debemos ver el momento oportuno para hacerlo, porque hoy los precios de los combustibles ya son lo suficientemente altos. Para plantear una medida como esa, debe ser con la correcta gradualidad”.