Página: 4

Baja mucho la posibilidad de contagio, hospitalización y mortalidad

Enorme diferencia entre pacientes con 2 y 3 vacunas

"La tercera dosis fue una decisión acertada", asegura el bioestadístico Gabriel Cavada.

E l último “Informe epidemiológico de incidencia y gravedad de casos Covid-19 según antecedente de vacunación” (https://bit.ly/3wgjfu3) publicado esta semana muestra que los pacientes con tres dosis de vacunas desarrollan un cuadro muchísimo más favorable que los pacientes que tienen solo dos dosis.

Los gráficos que acompañan esta nota muestran la tasa de incidencia de casos confirmados, de los ingresos a UCI y de la tasa de mortalidad. Por tasa de incidencia se entiende casos por cada cien mil habitantes, que permite hacer una comparación proporcional entre los segmentos.

En los tres escenarios, la línea de arriba (roja) corresponde a personas sin vacuna o sin su esquema de vacunación completo, es decir dos dosis; la línea naranja son quienes tienen su esquema completo; y la línea azul, que es la que siempre muestra la menor incidencia, corresponde a personas que enfermaron y que contaban con su dosis de refuerzo.

El informe detalla que en la semana del 24 al 31 de octubre “la incidencia de casos fue de 99,2 casos por cien mil habitantes en el grupo sin protección o con protección incompleta, la del grupo con protección completa fue de 78,5, mientras que la incidencia del grupo con dosis de refuerzo mayor a 14 días fue de 12,8”.

Al hablar de los casos ingresados a UCI, la incidencia fue de 2 casos por cien mil habitantes en el grupo sin protección o protección incompleta; 0,7 en el grupo con protección completa y de 0 en el grupo con dosis de refuerzo.

En lo referido a tasa de mortalidad, las cifras en los tres grupos son respectivamente 0,9; 0,3 y 0.

Por tomar un ejemplo aún más concreto. En la semana del 10 al 16 de octubre solo una persona con tres dosis llegó a la UCI, lo que viene a ser casi nada teniendo en cuenta que el universo de vacunados con tres dosis en ese momento era de 3.424.545. Las personas con dos dosis en la UCI en esa misma semana fueron 86 (con una población de 10.738.032), mientras que hubo 50 pacientes en UCI sin vacunación, lo que es muchísimo si se considera que casi todos los internados son mayores de 51 años, cuyo universo es de 413.216.

O como resume el informe, en esa misma semana (del 10 al 16 de octubre) el 33% de los que ingresaron a UCI no tenía vacuna o tenía esquema incompleto; el 57% tenía dos dosis y el 1% tenía dosis de refuerzo.

“Eficacia impresionante”

“La mayor cantidad de casos en este momento definitivamente es gente sin vacuna y con el plan de vacunación hasta las dos dosis. Cuando tienes la dosis de refuerzo, la probabilidad de que te contagies y además que el contagio evolucione a una enfermedad grave, es bastante baja”, explica Gabriel Cavada, académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

El bioestadístico recuerda que la tercera dosis se propuso porque “se empezó a ver que después de unos 4 a 6 meses de que habías completado el plan de vacunación de dos dosis, los anticuerpos empezaban a bajar. Se pensaba que lo más probable era que si te contagiabas después de 8 meses de la segunda dosis, tu nivel de anticuerpos sería lo suficientemente bajo como para contagiarte y hacer una enfermedad compleja”, dice. Según el epidemiólogo, la situación antes descrita muestra “primero, que la tercera dosis fue una decisión acertada y, segundo, una eficacia impresionante para evitar enfermedades graves”.

Para complementar la información del Minsal, Cavada comparte unos datos. “Este jueves 4 de noviembre se informaron 1.953 contagios y 4 muertos. El 4 de noviembre del año pasado, cuando no había vacuna aún, se informaron 1.708 contagios y 60 muertos. Indudablemente la tercera dosis fue una decisión acertada”.