LUN.COM Mobile
Página: 2

Este es el top ten de los peores videojuegos


Del Pac-Man de Atari a Desert Bus

Los peores videojuegos de la historia

Un equipo de buscadores de tesoros encontró en Nuevo México copias del "E.T." de Atari, fracaso comercial en los 80 y que se suponía enterrado para siempre. Esta es la historia del "crash de los videojuegos".

“Tengo un bolsillo lleno de monedas y voy a los flippers… voy a llevar todo lo que conseguí”. Eso cantaban a voz en cuello Buckner & García, perpetradores del olvidado hit “Pac-Man Fever”, (“Fiebre del Pac-Man”, 1982). Como el personaje de la canción, millones en todo el mundo acarreaban monedas hasta las salas de flippers y gastaban lo que no tenían para batir la famosa “novena llave”. A tanto llegó la fanaticada que en los EE.UU. se vivió por unos meses la “crisis de los quarters” (monedas de 25 centavos), pues un porcentaje importante de ellas quedaba en las máquinas.

Las empresas de videos caseros quisieron estrujar a quienes padecían esta súbita fiebre. Así se ensañaron en una competencia feroz para sacar a la venta todo tipo de franquicias de arcade (como se llama a estos juegos) para estrujar a la gallina de los huevos de oro. Hasta que el sistema colapsó, en lo que ahora se llama el “crash de 1983”.

“Ese crash ocurre debido a la baja calidad de los productos existentes para la consola dominante del mercado (Atari). Entonces era muy difícil encontrar información sobre estos productos: básicamente uno jugaba a la lotería cada vez que compraba alguno. Esto terminó haciendo que los principales compradores -los padres de los niños con consolas- se aburrieran de estos abusos, cortaran por lo sano y dejasen de comprar”, explica a LUN Tomás Cofré, profesor de Historia de los Videojuegos del Instituto ARCOS.

Marco Bocaz, director de la Escuela de Multimedia de la U. del Pacífico, complementa: “No creo que sea fácil determinar por qué los ejecutivos de la compañía deciden enterrar las copias de E.T. en el desierto de Nuevo México. Alguien podría decir que fue una excelente idea dar una sepultura digna a uno de los peores juegos de la historia. Pero sin lugar a dudas, uno de los principales factores para botar miles de cartuchos fue la necesidad de no aumentar las pérdidas al incorporar los costos de almacenamiento”.

Los más malos

En las listas de los juegos de consola más aburridos de la historia siempre se instala “Desert Bus”, soporífero juego que consistía en manejar una micro desde Tucson, Arizona, hasta Las Vegas, Nevada (la versión estadounidense de “entre Tongoy y Los Vilos”), a un máximo de 45 millas por hora, sin curvas ni obstáculos. O sea, 8 horas de nada. “En realidad Desert Bus nunca fue lanzado al mercado -era parte de un pack de minijuegos- y fue creado con la intención de ser lo más aburrido posible”, explica Cofré.

Otro de los horrores es “Journey” (1983), lanzado por Bally Midway a partir del éxito de la banda homónima con sus discos “Escape” y “Frontiers”. El juego consistía en ayudar a los miembros del grupo a buscar sus instrumentos musicales, sin más sentido que ser una mala copia de lo que se jugaba en los flippers. Fue un fracaso rotundo.

Cofré añade a la lista “Big Rigs: Over the Road Racing”: “Un juego de manejar camiones que está tan mal hecho que el jugador puede retroceder hasta sobrepasar la velocidad de la luz”, indica el especialista.

Finalmente, Cofré y Bocaz coinciden en mencionar a Pac-Man de Atari en la década de los 80, por la gran cantidad de bugs que presentaba.