Anterior HOME Siguiente

Página: 8

Alcohol juvenil: la extraña moda de los "Tampones en las rocas"

Los remojan en vodka o whisky para "curarse" por vía vaginal

Ocurrió a fines del mes pasado, exactamente el miércoles 30 de marzo. Ese día el diario Südkurier , de la ciudad alemana de Konstanz, publicó el extraño caso de una adolescente de 14 años que se desmayó en un festival callejero, al parecer intoxicada por una importante ingesta de alcohol.

“El problema es que en la clínica los médicos intentaron lavarle el estómago, pero descubrieron que estaba vacío. En cambio, ella tenía un tampón (higiénico) con olor a alcohol dentro de su cuerpo”, detalló el periódico germano.

Raro, aunque hay antecedentes. Desde fines del año 2010 que varios portales de internet, así como diferentes videos en YouTube, vienen dando cuenta de una peligrosa moda adolescente llamada “el tampón en las rocas” o “tampón de vodka”.

Teóricamente, el adminículo femenino es empapado con el destilado ruso o un whisky y luego introducido para que se absorba por las paredes de la vagina. La idea es tratar de embriagarse sin las forzosas externalidades de un carrete, como el hálito alcohólico y el revoltijo estomacal, a fin de poder regresar a casa sin que los padres lo noten.

El periódico español La Vanguardia publicó que “al parecer su uso surgió en Estados Unidos, donde se conoce como slimming , pero ya se ha detectado en Escandinavia y otros lugares de Europa”. Agrega que también habría casos masculinos por vía anal.

Fisiológicamente posible

Rodolfo Neira, médico internista del Hospital Clínico Universidad de Chile, explica que, desgraciadamente, no se trata de ningún mito. “He sabido de casos en Estados Unidos y de algunos otros en Ecuador, Colombia y Argentina. Fisiológicamente es posible. La irrigación de las mucosas anales y vaginales es muy importante y extensa, por lo tanto, basta que el alcohol entre en contacto con esa zona para que la absorción comience. Es algo válido y posible”.

-¿Funciona del mismo modo que la ingesta normal?

-Parecido, porque el alcohol primero desinhibe los impulsos. Por eso la gente se pone más efusiva. Pero después te vas apagando. Con esto de los tampones la absorción tiene un límite y generalmente queda sólo en esa etapa de la euforia, a no ser que la persona siga poniéndose más tampones.

-¿Es riesgoso?

-Mucho. Como posiblemente lo utilizan personas con poco contacto social, en busca de una “ayuda” en su relación con el medio, le dan un uso reiterado que produce acostumbramiento y conduce al alcoholismo. Además, están los riesgos físicos locales, ya que el alcohol cambia el Ph de la vagina y puede generar infecciones e incluso alteraciones de la fertilidad.

Con los ojos también

“Suena como chiste, yo no he sabido de nadie que haga eso. Muy rebuscado”, rezonga Alejandra Vargas, estudiante del campus Juan Gómez Millas de la Universidad de Chile. “En internet aparecen cosas así, pero no sé si de verdad alguien se atreverá”, agrega otra alumna incrédula.

Parece una realidad extravagante y muy lejana a la chilena, tal vez propia de sociedades más represivas. Sin embargo, de tiempo en tiempo aparecen casos de drogas, normalmente ligadas a lo delictual, que se ingieren por la piel u otras vías no gástricas, como la controvertida “burundanga”, así como ejemplos de prácticas alcohólicas tan surrealistas como dejar caer gotas de vodka o de ron en los ojos: el eyeballing (ver recuadros).

Cituc: de los años 90

El toxicólogo Juan Carlos Ríos, subdirector del Centro de Información Toxicológica de la Universidad Católica (Cituc), comenta que “no hemos tenido reportes actuales de esta situación, pero en la bibliografía médica sí aparecen casos publicados por varias universidades durante los años 90. Al parecer habría sido una especie de moda en Estados Unidos y otros países cercanos, como Colombia. Definitivamente es algo peligroso y no recomendable”.

-¿Qué produce?

-Antiguamente se ocupó el alcohol en el manejo de ciertos desgarros por fórceps en las mujeres, pero generaba dolor y quemaduras en la mucosa. Además, por ser un desinfectante elimina bacterias de la vagina. Y el cambio de esa flora puede generar infecciones urinarias o causadas por hongos.

El especialista también aclara que este método del tampón, si se llegara a absorber vía vaginal, tampoco ocultaría el hálito de una persona. “La eliminación del alcohol por vía pulmonar es muy buena y siempre se da en forma paralela al trabajo del riñón”.

Uso y abuso de las copas

Teóricamente, un tampón normal podría absorber desde 10 cc. de líquido. En Chile el tema del alcohol no es menor. El Conace ha informado repetidamente que su uso supera por mucho el de cualquier otra droga ilícita, como la marihuana, cocaína y pasta base. Según el último “Estudio nacional de drogas en población general”, la mitad de los encuestados reconoció haber tomado trago al menos una vez durante el último año. Y dentro de este segmento un 12 por ciento habría “abusado” de él.

Sumando y restando, los “tampones en las rocas” son un absurdo social, pero posible desde el punto de vista fisiológico. Sólo que los artículos internacionales tampoco son enfáticos en comprobar los casos y siembran la duda sobre su veracidad.

Como sea, hay ciertas cosas frente a las cuales lo mejor es estar alerta.

“Hay ejemplos publicados por universidades de EE.UU. en los años 90”, revela el toxicólogo Juan Carlos Ríos.


Anterior HOME Siguiente