Anterior HOME Siguiente

Página: 10

Otros usos del pelo

El aprovechamiento más antiguo que se les da a los desechos de pelo humano, son las pelucas. Bien lo sabe Raquel Argandoña que es fanática de éstas. Juan Carlos Avatte, dueño de la tienda de pelucas del mismo nombre, afirmó en alguna oportunidad: “Yo pago 100 lucas por el kilo de pelo”.

Las pelucas tienen un valor entre los 200 y los 400.000 pesos. También se fabrican extensiones ($150.000) y mechas ($2.500 c/u), todo con pelo natural.


A punta de pelos armó su línea de vestuario y de cremas reductoras

Original emprendimiento aprovecha el desecho de cabello humano

S i a Rapunzel se le hubiese ocurrido usar el cabello humano para algo más que colgarlo por la ventana, no habría tenido que esperar al príncipe azul tanto tiempo y se habría puesto con su propio negocio. Así mismo lo hizo Laura Marro, la mente pensante de emprendimientos que parecen ser la solución a todos los problemas de las mujeres, y de algunos hombres de talla grande.

Hace más de 13 años, Marro descubrió que podía usar el pelo para confeccionar telas. Ella es diseñadora de alta costura, vivió en Estados Unidos y trabajó como ayudante en tiendas de la Quinta Avenida, en Nueva York. Luego se trasladó a Venezuela donde trabajó vistiendo a las mujeres que participaban en los concursos de belleza. Una vez en Chile, comenzó a pensar cómo podía innovar en el ámbito de la moda. “Un diseñador siempre quiere estar innovando, además algún día vamos a tener escasez de materias primas para producir las telas”, dice Marro.

La idea de utilizar desechos de pelo para tejidos vino a la cabeza de esta mujer de la forma menos esperada. “Un día, para entender la música de mi hijo, estaba viendo un video del grupo Pantera, y me fijé que el pelo del vocalista parecía seda cuando movía la cabeza”. Con este descubrimiento, Marro creó una línea de ropa hecha con un material compuesto por 60% de pelo humano y 40% de lana. Para conseguir la materia prima, tiene personas encargadas de recolectar el cabello, pero dice que las peluquerías botan kilos y kilos a la semana. “Yo no hice esto para vender, sino para dejar un legado a las futuras generaciones y que sepan que también se puede usar este producto”, cuenta.

Kilos de más

Marro siguió investigando distintos usos para el pelo. Así, de tanto probar, creó una especie de miel de cabello. Ésta se aplica directamente sobre las zonas en las que se pretende disminuir centímetros y ahí es donde se masajea: se va formando una pasta blanca –que es lisa y llanamente grasa- que luego se retira con una espátula.

Las sesiones duran entre una y dos horas. En solo una se puede llegar a perder hasta 10 cm de circunferencia, según explica Marro. El tratamiento es realizable sobre cualquier parte del cuerpo, piernas, abdomen, cuello, brazos y más. Además de adelgazar, ayuda a tonificar y afirmar la piel.

A fin de mes, la página web www.marroorganics.cl estará disponible para que cualquier persona pueda acceder a este novedoso sistema. “Los costos son altos porque esto corresponde a una lipoescultura, pero sin bisturí”, agrega Marro. También estará a la venta a través del sitio de internet, para el que quiera pueda autoaplicarse la crema.


El tratamiento salió en la tele

Promete reducir una talla

La emprendedora Laura Marro visitó el matinal de Mega, Mucho Gusto, donde mostró su producto que supuestamente hace que el cuerpo expulse la grasa a través de la piel. Se comentó ahí que la modelo que se sometió al tratamiento disminuyó su cintura de 75 a 68 cm en 15 minutos, durante los cuales se aplicó la crema y se realizó un masaje.

A partir de marzo estará activo el sitio web de Marro, www.marroorganics.cl, donde estará toda la información de contacto y precios. El valor tendrá relación con el costo de una lipoescultura.


Anterior HOME Siguiente