Anterior HOME Siguiente

Página: 8

Ex esposo de Karen Doggenweiler: "Marco ha sido un muy buen padre para mi hija"

Eugenio Cornejo, padre biológico de Fernanda, la hija mayor del presidenciable y la animadora

C omo fue la tónica de todo presidenciable, Marco Enríquez-Ominami inscribió su candidatura y fueron sus hijas quienes llamaron la atención en medio de la parafernalia campañera.

Manuelita, quien pasó por chuparse el dedo para largarse a llorar, y Fernanda, la mayor del nido Enríquez-Doggenweiler, con una activa participación durante el trámite. Una generosa sonrisa y hasta un simbólico signo de la victoria con sus deditos desde el balcón del Servel.

Adentrándose un poco en la historia de la familia, se sabrá que Fernanda es hija adoptiva de MEO, y que en realidad ella fue fruto del matrimonio entre la conductora de “Pelotón” y el otrora rostro del periodismo deportivo, Eugenio Cornejo.

Y aquí vienen las tristezas que abundan en el mundo de los adultos. Aquella unión duró un poco más de un año, luego que diversos rumores hablaban de violencia intrafamiliar de parte de Cornejo a Doggenweiler. Resultado: Cornejo pasó seis años sin ver a su retoño.

Pero pasaron los años, ambos rearmaron sus vidas, y retomaron el contacto por esos lazos imperecederos que son los hijos. Es por esto, entonces, que Cornejo tiene palabras para la prematura participación ciudadana de Fernanda.

“Lo encuentro de lo más normal. De hecho, hace algunas semanas estuve con la Karen en una actividad acá en San Felipe y nos saludamos de lo más bien. Yo fui con mi señora y ellas también se saludaron y se conocen bien”, pondera.

-¿Pero te pone contento ver a Fernanda participando de esa manera?

-Yo me alegro, bien que haya ido a esa instancia. O sea, si yo fuera Marco haría lo mismo, lo encuentro espectacular. Además que a Marco le tengo mucho cariño, ya que es él quien la ha criado y le ha fomentado valores como la lectura y la corrección. Ha demostrado ser un muy buen padre para mi hija.

-Y si le entra el bichito de la política, ¿La apoyarías?

-Voy a apoyar todo lo que mis hijos decidan hacer en su vida. Uno como padre tiene que ser apoyador. Sería extraordinario.

-Ya se estaría formando una conciencia cívica.

-Es que la Fernanda es una cabra que tiene un liderazgo fuerte. Hace ver su opinión y trata de llevar sus ideas adelante. No está en este mundo para calentar un asiento, y es muy bonita, sacó lo mejor de sus padres, jajá.

-Y dicen que los jóvenes no están ni ahí.

-Son más autodeterminados y tienen mayor convicción. Y la Fernanda tiene un asunto genético, la política le debe entrar por osmosis. Por Marco por sus abuelos, yo que soy concejal, mi padre también fue diputado, y por todos lo que la acompañan en su crianza. Por eso le agradezco a Marco lo que ha hecho, además que su causa de renovación por la política la siento muy mía también.

“Hace ver su opinión y trata de llevar sus ideas adelante. Y es muy bonita, sacó lo mejor de sus padres, jajá”.


MEO se defiende por "tragedia" de ser chileno

El abanderado abordó trapito al sol que le publicaron en Twitter

Cuando Marco Enríquez se dividía entre el mundo del cine y la provocación contingente a través de los medios, no pensaba que algún día su lengua veloz le pasaría la cuenta. Antes de ayer, desde el círculo íntimo del comando de Piñera, publicaron en Twitter una vieja entrevista a MEO a la revista Cosas donde, entre otras perlitas, confesaba: “Para mí, ser chileno es una tragedia. Si naciera de nuevo me gustaría ser italiano”.

De hecho, Magdalena Piñera ponía el link en la red social, y en los 140 caracteres se preguntaba extrañada: “Me acabo de enterar que para Marco Enríquez ser chileno es una tragedia. ¡Fuertes declaraciones”.

Y ayer en la mañana, en una actividad con la comunidad sordomuda en su comando, el esposo de Karen Doggenweiler ponía a disposición toda la artillería para su defensa. “Ser chileno me ha costado sangre y lágrimas. A mí me quitaron el pasaporte”, expresó. Luego, la interpretación de campaña. “Si quieren guerra sucia, tengo un montón de entrevistas adolescentes, apasionadas y equivocadas. Tengo una del priapismo”, adelantó en medio de risas.


Anterior HOME Siguiente