Anterior HOME Siguiente

Página: 8

Alumnos del Amunátegui volverían a clases el lunes

Toma se terminó abruptamente

E l patio del liceo Miguel Luis Amunátegui luce impecable. De no ser por algunas pozas y maestros trabajando afanosamente, absolutamente nadie hubiese creído que el lugar estuvo tomado por unos 40 alumnos desde el lunes, el mismo día en que volvieron de las vacaciones de invierno.

Lo del agua, en todo caso, reconoce el comandante Álex Moreno, comisario de la Tercera Comisaría de Santiago, a cargo del doble desalojo que vivió el miércoles el establecimiento de calle Agustinas, fue culpa de ellos. De su carro lanzaaguas en realidad.

“Primero hubo un operativo (solicitado por el municipio) a las 16 horas. Se desalojó el liceo en forma tranquila y la toma concluyó con seis detenidos”, cuenta el uniformado.

“No lo consideramos un desalojo”, dice al respecto Candela Bustamante, presidenta del centro de alumnos del liceo Amunátegui. “Quedaban cinco compañeros ahí y, además, según la votación, la toma sería hasta el lunes. Así que cuando llegó Carabineros la primera vez, decidimos salir. Cuando todo se calmó, se volvió a entrar”.

Según el comandante Moreno, eran cerca de 40 personas las que se volvieron a tomar el colegio, las mismas que minutos antes habían intentado hacer una barricada con basura en la calle. Por eso entró el carro. “No hubo peleas ni nada por el estilo. Se entregaron de inmediato”, cuenta Moreno. “Eso sí, hay que decir que los muchachos tenían todo ordenado, limpio y organizado. Impecable”, destaca.

Candela Bustamante dice que era lo mínimo. “Hacíamos jornada de aseo. No se quebró ninguna ampolleta y lo que queríamos era hacer una toma distinta. Aparte de que si estábamos peleando por mejoras en la infraestructura, no podíamos seguir destrozando el edificio. Eso podía afectar nuestra credibilidad”, explica ella.

La estudiante cree que el lunes recién podrían volver a clases, una vez que se hayan reunido con el director del colegio y tengan una respuesta sobre el petitorio de los alumnos que, entre otras cosas, exige el arreglo de ventanas, pisos e instalación de computadores en las salas. “Nos dicen que las cosas están, pero no hemos visto nada”, afirma.

Desde la Municipalidad de Santiago comentan que el petitorio de los estudiantes está en pleno desarrollo.


Anterior HOME Siguiente