Anterior HOME Siguiente

Página: 8

  

Pasajero relata el terrible accidente de la micro de Peñalolén

Raúl Puente iba sentado en el Transantiago que impactó a un paradero

E l carpintero Raúl Puente cuenta que a las 8.45 AM de este viernes hizo lo mismo que todos los sagrados días de la semana: paró un bus del Transantiago en la avenida Diagonal Las Torres, de Peñalolén, para ir a su trabajo en una construcción emplazada en Santiago Centro.

De pronto, recuerda, se vio inmerso en una pesadilla. “Pensé que mi vida se acababa ahí mismo”, dice todavía turbado.

Lo que pasó: Raúl, de 39 años, se sentó en el medio de la micro, del recorrido 507c. “Y de repente, en calle Grecia, el chofer quiso hacer una maniobra de adelantamiento porque el bus que lo antecedía iba muy lento”.

-¿Qué tipo de maniobra?

-Intentó pasar por el lado. Ahí el bus se resbaló, ya que en esa calle siempre está corriendo agua, y chocó contra un paradero (ubicado frente a calle Los Aromos).

En ese lugar estaba el vendedor Pedro Vinet, de 37 años, quien perdió la vida tras el impacto. El bus lo chocó de frente y lo arrastró siete metros, cruzando el corredor contiguo, hasta detenerse contra un poste de luz.

El mayor de Carabineros Manuel Valdivieso, de la 43 Comisaría de Peñalolén, detalló que siete personas resultaron lesionadas. Cuatro de éstas fueron trasladas en estado de extrema gravedad a diversos centros asistenciales.

¿Y el chofer? “Quedó atrapado entre los fierros”, asegura Raúl. “El estaba mal, y a diferencia de los otros pasajeros, no lo pude sacar de ahí, fueron los bomberos quienes lo rescataron”.

Desde Metbus, la empresa responsable del recorrido 507c, aseguraron que la máquina siniestrada contaba con todas las mantenciones vigentes.

“No fue corte de frenos lo que provocó el accidente”, acota Raúl. “El chofer venía a una velocidad que no es la prudente. Es cosa de mirar cómo quedó el paradero. Y lo otro importante acá, como acabo de decir, es el agua que corre siempre por Grecia y que hizo que la micro se resbalara”.

El carpintero se refiere a un inmundo riachuelo que surge desde una alcantarilla ubicada en la calle Quebrada de Aroma y que fluye por Grecia.

Según Carlos Valenzuela, quien vive en esa esquina, el desperfecto figura desde hace más de seis meses. Eugenia Piña, quien es dueña del almacén “Eleazar Avilés”, suma que “por eso” los accidentes son “reiterados” en el sector. “Es culpa de la matriz rota que hace correr el agua por la calle”, afirma.

El director de operaciones del municipio de Peñalolén, Juan Carlos Riveros, explica que la mantención del alcantarillado es tarea de la empresa Aguas Andinas. “Es efectivo que en los últimos meses esa alcantarilla ha tenido inconvenientes constantemente. Es un tema que se está investigando y por el que hemos tenido frecuentes reuniones con la empresa”, asegura.

¿Y qué dicen del otro lado? Eugenio Rodríguez, gerente corporativo de servicio al cliente en Aguas Andinas, cuenta que horas después del accidente recibieron un llamado por el rebase de un colector de aguas servidas. “Personal técnico encontró al interior una serie de elementos ajenos a una red de aguas servidas, como piedras y arcilla, por lo que se procedió a desobstruirlo”.


Anterior HOME Siguiente