Anterior HOME Siguiente

Página: 8

"Que me mire a la cara y que me diga por qué lo hizo"

Padre del niño que apareció muerto en Molina exige respuestas

M olina. Para un puñado de alterados vecinos de Molina, en la Séptima Región, hay más de un culpable de la muerte de Ángel Márquez, de cuatro años. La madrastra confesó que trasladó el cuerpo desde la casa hasta una acequia cerca del estadio del pueblo y en la mañana de este jueves se realizó su audiencia de control de detención, pero para ellos no es suficiente y le lanzan piedras a la casa del niño, que en la reja tiene globos blancos y carteles que dicen “justicia para Ángel”.

El padre, Freddy Márquez, tiene que salir y pedirles que se calmen. “Es terrible que estén buscando a quién linchar y no tengan respeto por la gente que está aquí dentro”, cuenta.

Cree que a la gente le molesta que no lo vean llorando, pero “no saben cómo estoy por dentro”, dice y asegura que no puede quebrarse, porque sus otros hijos necesitan comer.

En un momento de calma, Freddy sale a comprar un pollo asado y pan en un local cerca de la Plaza de Armas de Molina. Algunas personas lo reconocen, pero no se atreven a decirle nada. Saldrá a la calle cada vez que sea necesario. “No tengo miedo. Voy a hacer lo que tengo que hacer. Tengo que preparar el tema del cajón de mi hijo, tengo que retirarlo del Servicio Médico Legal, tengo mucho por hacer”, afirma.

Cuenta que entiende a la gente que se reúne en la puerta de su casa. “Tienen dolor de padre y quieren hacer justicia, pero también tienen que ponerse en el lado de uno y pensar que no es como ellos piensan. Para acusar a alguien tienes que estar seguro”.

Recuerda Freddy Márquez que su pareja, detenida ahora en la cárcel de Cauquenes, lo ayudó a buscar al niño. “Lloraba al lado mío”, cuenta. “Te abraza, te dice que lo vamos a encontrar, que diosito es grande, que me quede tranquilo…”.

A la angustia de la desaparición de Ángel, que duró tres días, tiene ahora que sumarle la rabia de saber que su compañera sabía que estaba muerto. El sábado será formalizada. La última vez que la vio fue la mañana del miércoles, cuando tuvo que ir a declarar a la Fiscalía de Molina. “No puedo reclamarle en este momento por qué lo hizo. Todavía tengo esas preguntas. Que me mire a la cara y que me diga por qué lo hizo”, pide este padre.

“Si yo tuviera culpa alguna o alguien más tuviera culpa, creo que estaríamos detenidos, porque la investigación ha sido buena”, asegura. “Por todas las pericias que la policía tiene, en este momento la única culpable es ella”.


Anterior HOME Siguiente