Anterior HOME Siguiente

Página: 14

Empeora crisis en la Universidad de Tarapacá

Está en paro desde junio y no hay federación

D os meses y medio sin clases llevan 12 de las 37 carreras que se imparten en la Universidad de Tarapacá desde que el pasado 9 de junio el plantel estatal ariqueño se sumara al paro indefinido convocado por la Confederación de Estudiante de Chile (Confech) en contra de la reforma a la educación superior que se tramita en el Congreso.

A esto se suma la toma que desde mediados de julio mantiene ocupada la facultad de Educación y Humanidades y la escuela de Ingeniería Eléctrica-Electrónica, que demanda mejoras en la infraestructura.

Por si fuera poco, hace un mes que no hay federación de estudiantes, decisión que pasó por un grupo de alumnos que se rebeló a sus propios representantes.

La ex secretaria de la federación, Sofía Contreras, dice que aquello “fue una medida de fuerza autoritaria, al margen de la legalidad, pues no hubo un proceso democrático y no ha sido avalado por los estatutos”.

Para la universidad, la principal preocupación es cerrar el primer semestre, lo que quedó pospuesto hasta el 5 de septiembre, aunque eso supone extender las clases hasta el 30 de enero.

“Somos una universidad del Estado y debemos cumplir plazos”, dijo el director de Asuntos Estudiantiles, Juan Trevizán. “Si una carrera pierde tres semanas, hay que volver a pagar a los profesores esas tres semanas. Esperamos que el paro se baje de aquí a fin de mes”, pidió.

Desde el consejo de presidentes de carrera, instancia provisoria que representa al alumnado, aseguran que la movilización sólo se depondrá cuando la casa de estudios cumpla con sus demandas.


Anterior HOME Siguiente