Anterior HOME Siguiente

Página: 14

Los millones que recibieron

La plataforma Tripda obtuvo US$11 millones en una ronda de financiamiento, en la que participó Rocket, incubadora de negocios alemana que apoya modelos de negocios de Internet que satisfacen la necesidades de consumo en comercio electrónico y tecnología financiera. Apunta a exportar estos modelos a mercado inexplorados o con una deficiente satisfacción de las necesidades que busca cubrir.


¿Cómo opera el viaje compartido?

Se ingresa a http://www.tripda.cl.

Aparece un buscador donde hay que colocar el destino.

Luego se coloca la fecha.

La plataforma arroja opciones de transporte, desde dónde sale y la hora.

El chofer indica número de asientos y precio.

Finalmente se paga con la fórmula acordada.

Tras el viaje , chofer y viajero se evalúan recíprocamente.

La plataforma está disponible, con el nombre de Tripda, para iPhone y Android.


Así operan los viajes compartidos de Tripda en Chile

La plataforma recibió US$11 millones de un fondo de inversiones

T res cosas se cruzaron en la vida del brasileño Pedro Meduna que lo llevaron a crear Tripda, la plataforma digital de viajes compartidos que la semana pasada obtuvo US$11 millones en una ronda de financiamiento (ver apunte).

La primera fue su traslado desde la ciudad de Campinas a la de Sao Paulo, entre las cuales media una distancia de 90 kilómetros. “No tenía auto, así que me coordinaba con los compañeros que tenían vehículo para que me llevaran, siempre y cuando tuvieran espacio”, cuenta. La segunda fue su estadía de dos años en Alemania, donde estudió un posgrado en negocios. “Allá conocí el carpooling (viaje compartido), que era muy difundido y me quedó dando vueltas la idea”. La tercera fueron las ganas de armar su propia empresa. “Luego pensé que esa fórmula de viaje se podía pasar de la informalidad de la solución a una estructural, que hiciera más eficiente y seguro el traslado”.

Así, en mayo de 2014, junto a un socio armó Tripda, plataforma que permite coordinar a las personas solas que hacen trayectos en auto con otras que lo hacen a pie y compartir gastos. Una mano lava a la otra y las dos, la cara. “Luego del viaje el pasajero y el conductor se evalúan recíprocamente, para que se generen confianzas y seguridad”, cuenta Meduna (ver recuadro).

Hoy Tripda está en 12 países, repartidos entre Sudamérica, Asia y Estados Unidos. “A la fecha hemos hecho 30 mil viajes aproximadamente y estamos creciendo a una tasa de 100% mensual”, asegura.

La plataforma comenzó a operar en Chile hace tres meses y, según Meduna, ha prendido y prenderá mucho más. “Hay gran potencial, porque acá la mayoría de la gente que viaja lo hace sola. En estos momentos el trayecto más utilizado con Tripda es de Santiago a Viña, seguido del de la capital hacia o desde el sur”, cuenta.

-El chileno es más desconfiado que la gente de otros países de Latinoamérica. Eso podría dificultar la adopción del sistema…

-Es verdad que hay que hacer un esfuerzo un poco mayor, pero sólo en el primer viaje. Hay más desconfianza, pero cuando prueban el sistema lo adoptan sin problemas. Además compartir gastos es una gran motivación.

-¿Qué metas tienen para Chile?

-En algunos países de Europa esta fórmula es uno de los medios que transporta más pasajeros. En dos años esperamos algo parecido para Chile.

-¿Cuál es el perfil del usuario en el país?

-Va entre 18 y 35 años, es gente metida en el mundo de las redes, porque esto ya funciona informalmente en Facebook, pero lo que hacemos nosotros es formalizarlo, hacerlo más eficiente y seguro.

-¿Qué tal la respuesta de la mujeres?

-Buena. Nosotros tenemos la opción de viajes solo para ellas, lo que les da más confianza. Con el tiempo, sin embargo, se sueltan y toman la opción mixta.

-Además de bajar los gastos, se sociabiliza…

-Sí, la gente se conoce, conversan, saben donde trabajan y se ayudan. Hay gente que ha encontrado trabajo y se han formado parejas.

-¿Cuál es su modelo de negocio, cómo generan ingresos?

-Por ahora no los tenemos, nos movemos con fondos de inversionistas, ya que el sistema es gratis. A futuro tenemos varias vías. Una es generar membresías con avisadores o cobrar un pequeño porcentaje por usar el sistema.

-¿Se verá algo de los US$ 11 millones en Chile?

-Por ahora nos abocaremos a la difusión, para que más chilenos conozcan el concepto de carpooling. Para ellos hemos usado distintos caminos. Aplicamos el sistema en el evento musical Mysteryland 2014 y funcionó muy bien. De hecho, estaremos en Lollapalooza. También tenemos embajadores en las universidades que promocionan el sistema, porque esto opera muy con el boca a boca. La idea es ayudarse mutuamente.


Anterior HOME Siguiente