Anterior HOME Siguiente

Página: 14

Hospital veterinario separó a perros y gatos

Los canes están abajo y los felinos, arriba

V alparaíso. La ex escuela Japón, en Playa Ancha, es un recinto abandonado desde hace un par de años tras la fusión de su plantel de estudiantes con los de otro colegio.

El silencio fantasmal de los sesudos alumnos se ha convertido por estos días en un resonar de ladridos y maullidos.

Ahí se instaló lo que podríamos describir como el gran hospital veterinario de emergencia que alberga las desventuras de perros y gatos sobrevivientes del incendio de Valparaíso.

“Los gatos son los que están más críticos. La mayoría tiene quemadas las patitas y no pueden ni pararse”, cuenta Dan Espinoza, uno de los veterinarios encargados del improvisado recinto para mascotas.

Dice que, en total, son cerca de 100 perros y gatos que sufrieron con el incendio en los distintos cerros.

“De esos, casi 25 perros no han sido reconocidos aún”, precisa.

Según explica, están separados de acuerdo con las heridas que sufrieron. Existen cuatro distintos niveles de deterioro, entre el más dañado que llegó y el que más sano está.

-¿Cómo lo hacen con perros y gatos?

-Esos están separados en distintos pisos para evitar cualquier problema. Pero los gatos ni se levantan. Están inmovilizados, en una sala con calefacción y en sus jaulas respectivas.

-¿Qué les falta?

-Como estamos recién tomando este lugar, faltan materiales de construcción. O sea, que nos permitan tapar ciertos lugares por donde entra el viento.


Anterior HOME Siguiente