Anterior HOME Siguiente

Página: 14

  

Murió el chileno que saltaba desde 4.100 metros

El dentista Ramón Rojas practicaba salto base

“Cirujano dentista, base jumper, ski, wingsuit, aventurero, ecologista, vegetariano”, así se describía Ramón Rojas en la minibiografía de su perfil en Twitter @ChapaBASE. El deportista, de 35 años y récord mundial de su especialidad, falleció este sábado haciendo uno de sus saltos en los Alpes suizos, en la localidad de Lauterbrunnen, según confirmaron desde Adidas, marca auspiciadora de Rojas.

El chileno viajó el 29 de agosto a Europa para entrenarse y competir. Aída, hermana del fallecido, relató en el Canal 13 lo sucedido: “Me llamó uno de sus amigos y me dio la noticia de que saltó y no lo volvieron a encontrar. Llamaron a emergencias y un helicóptero recuperó su cuerpo”.

“Mi hermano fue un buen hombre y, como deportista, maravilloso. Espero que lo que hizo, sus saltos, queden en la historia, pero que cuando otros lo quieran hacer lo piensen y estén seguros en lo que se están embarcando”, agregó Aída.

Paula Rojas, otra de sus hermanas, ocupó Facebook para despedirlo: “Mi corazón está destrozado pero a la vez muy tranquila de saber que mi hermano se fue feliz haciendo lo que amaba con tanta pasión”.

Hace sólo tres días, el Chapa Rojas, acostumbrado a registrar digitalmente sus hazañas, subió la última foto a su cuenta de Instagram antes de lanzarse. “Sputnik con los cabros, celebrando el 18”, escribió en la imagen, que mostraba el valle donde aterrizó minutos más tarde.

Sus amigos lo llamaban Chapa debido a que se inició en el montañismo en la zona de Chapa Verde (Sexta Región). Era oriundo de San Vicente de Tagua Tagua, estudió odontología en Valparaíso y lo primero que hizo tras titularse fue pagar un curso de paracaidismo para superar el vértigo que sufría, el que nunca fue un impedimento para sus hazañas.

El periodista de TVN Pablo Ramos, amigo y coterráneo de Ramón, fue el encargado de dar la noticia en Twitter: “Lo conocí como el dentista de San Vicente que practicaba salto base como hobby, pero con el tiempo pasó a practicar base jump como profesión y la odontología quedó como pasatiempo. Siempre fue muy apasionado con lo que hacía”.

En una entrevista al sitio Outdoors, en agosto, Rojas abordó el tema de la muerte: “Una vez estuve a punto de estrellarme. Pensé que ya había cumplido mis sueños, me relajé y pensé que no me importaba morir porque no tenía nada pendiente. En los últimos segundos se me abrió el paracaídas y me salvé”.

Solo durante 2013 murieron tres deportistas practicando salto base en la misma localidad donde perdió la vida Rojas.

“Siempre fue muy apasionado con lo que hacía”

Pablo Ramos, periodista de Televisión Nacional y amigo de Ramón Rojas


Anterior HOME Siguiente