LUN.COM Mobile
Página: 14

Diputado la llamó para decirle que la querían de Mega. Ella creyó, pero era broma

¿La guapa mujer de Monckeberg a la tele?

Valparaíso.- A las 8:15 horas de ayer, Isabel Margarita Cruz recibió un llamado telefónico. “Isa, mi hermana quiere que coanimes el matinal de Mega con ella”, le dijo Joaquín Godoy, con tono de honorable, a la esposa de su colega y vicepresidente de la Cámara, Nicolás Monckeberg. Ella se lo creyó, guardó silencio, colgó, se puso nerviosa y le comentó a su marido que todo era por culpa de haber salido en la portada de este diario, como la mujer de la todos hablaban en el hemiciclo durante la cuenta pública del 21 de mayo.

Además, la hermana del diputado Godoy y conductora de “Mucho gusto”, María Luisa, había sido compañera de universidad de Isabel Margarita en Periodismo de la Universidad de Los Andes. Todo calzaba, pero era una broma. “Joaquín llamó a la Isa y ella se puso muy nerviosa”, confesó Monckeberg, quien ahora posee una esposa famosa. “Después que salió en LUN le han llegado más de 600 solicitudes de amistad en Facebook”, confesó el parlamentario RN.

“Al lado de su mujer, Monckeberg parece más viejo de lo que se ve. Ella se ve de 25 y el 45, y tiene 38 nomás”, fue el palanqueo de Pedro Browne. “Podríamos poner a ella de candidata a senadora (por Santiago Poniente) en lugar de Nicolás”, bromeó Godoy.


Agarró su cartera, se bajó del auto en la cuesta Santos Ossa y se fue al Congreso por la berma

Evelyn Matthei caminó 35 minutos por la carretera para evitar tremendo taco

Ministra asesoró a un trabajador, recibió piropos y se sacó fotos en el camino.

C omo tenía que estar a las cuatro de la tarde en el Congreso, Evelyn Matthei transitaba por la bajada Santos Ossa en su vehículo del Ministerio del Trabajo. Faltaba media hora para el inicio de la sesión en el Senado cuando una carga mal estibada de un camión que también iba hacia el Puerto provocó una congestión descomunal.

La comitiva ministerial quedó varada en la última curva antes de llegar al plano por avenida Argentina. La ministra evaluó el escenario y decidió emprender el último tramo del viaje a pie, de cartera y taco alto por la berma. Y así fue sorteando los vehículos detenidos, conversando con conductores sobre el aumento de los sueldos y con pasajeros también imposibilitados de seguir avanzando por culpa del taco.

Como las conversaciones retrasaron la caminata, Evelyn Matthei demoró 35 minutos en llegar al edificio de avenida Pedro Montt. En el último tramo de la travesía fue recogida por su chofer y finalmente completó el desplazamiento.

“Fue muy divertido, porque varias personas se bajaron de los buses, de los autos, y empezaron también a caminar”, repasó la secretaria de Estado.

Relata que se puso a charlar con sus ocasionales compañeros de caminata. “Conversé con un chiquillo super simpático, era ingeniero comercial, y trabaja en una ONG con personas vulnerables en comunas complicadas. También hablé con otro señor que trabajaba en el retiro de basura y me dijo que los sueldos eran bajos y yo le recomendé que en el rubro construcción hay más posibilidades”.

-¿Lo asesoró?

-Pero claro. Algunos se quisieron sacar fotos y hubo uno que pasó gritando algo poco amistoso.

-Un buen método para acercarse a la gente.

-Es que tenía tres proyectos en la sala del Senado y yo pensaba que se iban a ver en el primer lugar de la tabla, pero en realidad se vieron después de las seis de la tarde. Por eso iba urgida por llegar temprano. Y por eso me largué a caminar con taco por los cerros para abajo.

Varias personas se bajaron de los buses, de los autos, y empezaron también a caminar


"Es un piropo imbatible", agradece Matthei

A Francisco Vidal, ella le provoca "una cosa erótica"

La ministra Matthei recibió varios piropos durante su caminata. El que más se repitió fue que se ve mejor en directo que por la televisión. De hecho, fue un día de piropos para Evelyn. Puesto a prueba por el programa “La poca vergüenza”, de radio Paula, Francisco Vidal tuvo que revelar qué le provoca ver a la ministra Matthei. “Una cosa erótica”, respondió el ex vocero de La Moneda. Evelyn, la destinataria del emplazamiento radiofónico, reaccionó con una risotada. “Me parece que es un buen piropo. Es un piropo imbatible”, afirmó.